¿Qué le pido a Papá Noel?

Los juguetes adecuados que escogería Papá Noel si hablara conmigo

¡Se acercan las fiestas! Qué bonitas y mágicas las navidades con los peques, con su alegría, sus ilusiones y esas miradas felizmente sorprendidas al ver que Papá Noel ha leído su carta. La que han escritos ellos solos, o quizás nosotros para ellos.

Y es que a Papá Noel se le pueden pedir muchas cosas y probablemente “las esenciales son invisibles a los ojos” como dijo el Principito, y las más necesarias también. Sin embargo, hoy hablaremos de los juguetes que pedimos en estas fechas.

Sea a quien sea que escribáis esos días, si hay alguien trae juguetes a tu pequeño puede que te sirva leer eso.

Desde la Academia Americana de Pediatría vuelven a insistir en que todas las mamás y papás deberíamos estar bien informados sobre la importancia de escoger los juguetes adecuados para nuestros pequeños, y es que los juguetes que tengan darán forma a su manera de jugar durante muchas horas y ¡de ello depende su desarrollo!

¿Por qué jugar?

Vaya, eso se merece una entrada a parte. En resumidas cuentas: jugar no es un pasatiempos. No lo ha sido nunca para cualquier niño, y menos en el siglo XXI donde las habilidades emocionales y sociales van a ser muy importantes para una vida exitosa, mentalmente saludable y feliz. Jugar es la manera natural más efectiva y bonita de descubrir el mundo y la forma en cómo relacionarse con él.

Jugar es importante para el desarrollo de tu hijo en muchos ámbitos: motriz, lingüístico, pero especialmente para aprender a relacionarse con los demás, reconocer y gestionar emociones, solucionar conflictos, y desarrollar funciones ejecutivas como organizarse, planificar, controlar los impulsos, desarrollar memoria de trabajo,… ¡todo ello favorece una mejor evolución en la escuela a nivel personal y académico!  

¿Qué juguetes pedir a Papá Noel?

Hablaremos de juguete refiriéndonos a cualquier objeto (construido, comprado o encontrado en la naturaleza) que ayude a tu hijo a jugar.

(Nota corta: ¡los encontrados en la naturaleza me encantan!)

La oferta de juguetes es enorme, y los elfos de Papá Noel y los pajes de los Reyes Magos pasan muchas horas escogiendo los mejores regales para nuestros niños, para acertar con sus gustos y que les encanten… pero, ojo ¡que no pierdan el norte!

Sabemos que, una vez satisfechas las necesidades básicas, los objetos no dan la felicidad. Que los niños tengan con que jugar y tiempo para ello es imprescindible y diría que hasta entra en la definición de infancia, pero debemos evitar el “Síndrome de niño hiperregalado”. Regalar demasiados juguetes es contraproducente, y puede hacer crecer a los niños con ideas poco realistas y limitantes. Si no quieres que tu hijo piense que debe recibir muchos regalos para ser valioso, y quieres fomentar el aprecio, el juego con atención plena y su desarrollo, selecciona entre un máximo de 3-5 regalos de distintas categorias.

Los juguetes los podemos clasificar en:

  1. Juegos de imitación o simbólico: muñecas, coches, cocinitas, utensilios de alimentación, tareas del hogar, figuritas de animales,.. promueven el uso de la palabra e invención de historias, imitar, describir y afrontar situaciones y emociones de la vida diaria. Todo eso facilita el desarrollo del lenguaje, el pensamiento simbólico y el desarrollo social y emocional.
  2. Juegos manipulativos (desarrollo motor fino): puzles, bloques, figuras, trenes, aprender a hacer nudos,… Son juegos para aprender a resolver problemas jugando, desarrollar habilidades lingüísticas, motoras y cognitivas (¡predicen las primeras habilidades espaciales y matemáticas!)
  3. Arte: pinturas de todo tipo, ceras, tizas, disfraces… ideales para dar renda suelta a la imaginación de tu pequeño mientras se favorece el desarrollo motor fino y funciones ejecutivas.
  4. Lenguaje y conceptos: libros, juegos de cartas, de mesa, fichas, memory,… sus beneficios son obvios.
  5. Juegos para el desarrollo motor grueso: pelotas, carritos, bicicleta, patinete, columpio… favorecen el desarrollo motor, la autorregulación y las habilidades sociales con otros niños mientras se establecen las normas de juego.

Los libros son mucho más que un juguete,… merecen un capítulo a parte. Pero en este caso he querido incluirlos en esta lista para asegurarnos que no nos descuidamos de ellos en estas fechas tan especiales.

En esta lista de juguetes hay el tipo de juguete que Papa Noel querría para tus hijos si hablara con un pediatra. Estos juguetes permiten a los niños hacer volar su imaginación, jugar acompañados de otros niños o un adulto como tú. Y esa es la clave para crecer jugando!

Hay que intentar descubrir el juguete que le hace más ilusión a tu pequeño, pero también buscar que estimule sus capacidades, que les permita jugar con los demás y ayuden al crecimiento de sus habilidades socio-emocionales.  

¡Ah! Y una cosa más… fíjate que no tienen porque ser caros!

¿Qué juguetes no encontrarás en mi carta?

Seguro que si te hablo de juguetes que emiten luces, ruidos o hablen como robots te vendrán fácilmente más de uno en la mente. Hay muchísimos y muy distintos (desde muñecas que hablan, hasta robots que cuentan historias o aplicaciones para el móvil,…). A pesar de que se pusieron de moda las últimas décadas prometiendo ayudar a los niños, la comunidad científica en el campo de la salud lo tiene claro: hoy por hoy no hay juguete electrónico que pueda alcanzar los beneficios del juguete tradicional. Quizás con un poco de dramatismo (necesario para no fomentarlos) diré que pueden ser un riesgo para los niños pequeños. ¿Por qué digo eso? Pues porque pueden sustituir la interacción con otras personas, o cortar alas a su creatividad… y eso interfiere en su desarrollo cognitivo, social, emocional y lingüístico.

Yo lo tengo claro: no los pongo en la carta. Y si por despiste algún elfo o paje nos deja alguno bajo el árbol intento que a ese juguete siempre juguemos juntos!

Propuestas para empezar a escribir la carta

Algunas claves para pajes con sentido común e información actualizada:

  • Antes de empezar, valora todos los juguetes de los que ya dispone tu niño. No sólo los que tiene en casa sino también los de otros espacios de juegos o los de familiares con quienes pueda hacer intercambio.
  • Establece un número máximo de regalos, entre 3 y 5, incluyendo la ropa, lo necesario, uno emocional y uno con una finalidad concreta.
  • Si tu hijo es lo suficientemente mayor para pedir regalos, ayúdale a entender que puede pedir un numero limitado, y aprovecha ese momento para disfrutar escribiendo la carta juntos mientras trabajaás la empatía y la tolerancia a la frustración.
  • Comunica tus planes a todos los elfos y pajes de Papá Noel. Es importante un trabajo en equipo para proteger a los pequeños del síndrome del niño hiperegalado.
  • Escoged juguetes que estimulen sus capacidades, de modo que pueda disponer en su entorno (incluyendo otros ambientes que frecuente fuera de casa) de juguetes de distintas categorías.
  • Recuerda incluir por lo menos un libro 😉
  • Disfruta de las fiestas sabiendo que el mejor regalo para tu hijo es el tiempo que vais a pasar juntos.

¡Felices fiestas y felices horas de juego en el 2021!

Bibliografía:

Healey A, Mendelsohn A, AAP COUNCIL ON EARLY. CHILDHOOD. Selecting Appropriate Toys for Young Children in the Digital Era. Pediatrics. 2019;143(1):e20183348

Sentir-se llegint